CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

Impulsando el Crecimiento y la Rentabilidad sostenidos mediante el desarrollo del Liderazgo y del Capital Humano

Impactos: 69

En la actual era de recesión, incertidumbre y menor margen para errores, pocas cosas preocupan a un Ejecutivo como el ser un Líder efectivo -como herramienta fundamental-para contar con los recursos financieros, humanos y tecnológicos que necesita y poder movilizarlos para alcanzar los objetivos de rentabilidad de su organización.

La prioridad de un Líder es guiar con efectividad al Capital Humano, el Talento en su organización, para exceder las expectativas de los clientes e incrementar su lealtad a corto y largo plazo, con el fin de impactar positivamente el crecimiento y la rentabilidad.

Sin embargo, es común percibir en muchos empleados una gran falta de preparación e interés en facilitar los negocios; y por otra parte, trato indiferente a los clientes, sin atender sus expectativas genuinas con oportunidad. ¿Qué es lo que no está funcionando? ¿Qué motiva a los clientes a buscar otros establecimientos o medios para satisfacer sus expectativas? Es usual que se culpe a los empleados negligentes, pero la razón de experiencias desagradables de los clientes a menudo, se encuentra dentro de las organizaciones.

Los directores proactivos se esfuerzan en liderar mejor a sus colaboradores, pero a menudo contemplan un horizonte complejo al tratar de comprender y practicar el contenido de un significado actualizado y efectivo del Liderazgo, debido a mitos y errores de definición y comprensión.

Se cree que un líder debe ser “carismático”, que los lideres sólo existen en la cumbre de las organizaciones y que son el único factor de triunfo, o que “los lideres nacen, implicando que el Liderazgo es una rara competencia que es transmitida genéticamente y que por ello, está reservada a sólo unos cuantos.

Pero además hay un gran número de publicaciones y seminarios que se basan en “recetas únicas” superficialidades y frases estereotipadas que claman crear “lideres triunfadores” en una semana o… ¡en 5 horas!

Para triunfar hoy, las organizaciones requiere ser particularmente hábiles, versátiles y rápidas. Ello implica que necesitan un Liderazgo que genere estrategias superiores para desarrollar gente comprometida, bien preparada y adaptable. Ello significa poder obtener lo mejor del Talento para crear lealtad en los clientes, elemento crítico para el crecimiento de los negocios. Una de las estrategias clave a desarrollar podría ser la propia función de Recursos Humanos.

La función de Recursos Humanos en la nueva era de la Administración de Talento

Por largo tiempo, el concepto “Administración de Talento” ha sido sinónimo de la planeación de sucesión para ejecutivos y empleados de alto potencial, y la mayoría de las empresas han considerado que no existe ‘talento’ fuera de estos grupos, manejándolos como activos estratégicos de cuidado especial. El resto del personal, es sólo “personal”.

En algunas industrias como en la de la hospitalidad, de servicios y otras, en donde el capital humano es el corazón de sus negocios, se reconoce que los conocimientos y habilidades de sus empleados son esenciales para su éxito; con ello, el Talento o Capital Humano empezó a considerarse tan importante como los activos físicos o el capital financiero. Pero cuando las empresas han descubierto que aún con buenos procesos y capacidad de ejecución no son capaces de producir suficientes innovaciones en productos y servicios, ha quedado clara la necesidad de administrar al Capital Humano de manera diferente

Sin embargo, en muchas organizaciones la función de Recursos Humanos permanece confinada a la ejecución de transacciones operativas, relativas al proceso de empleo (nóminas, disciplina, servicios internos, etc.). Si consideramos que la economía actual funciona con el conocimiento, y que a medida que ésta economía se ha desplegado, la administración estratégica de talento se ha tornado clave para desarrollar verdaderas ventajas competitivas, es evidente que los criterios y transacciones tradicionales para administrar al personal ya no producen la capacidad humana que requieren las organizaciones para lograr el éxito que necesitan.

El retador ambiente económico actual, exige que los líderes muestren comportamientos y apliquen habilidades excepcionales de comunicación e interacción; pero también necesitan liderar el desarrollo de una administración del talento que apoye decisivamente una competitividad sostenida. Nosotros le llamamos exigencia, pero ¿podría ser considerada como una de las mejores opciones? Tiempos y retos diferentes requieren un liderazgo diferente.

Related posts
Artículos

Cuando las emociones tocan nuestros sentidos…

Impactos: 396 Cuando estamos inmersos en una industria de Experiencias, las emociones pueden ser el…
Read more
Artículos

Los 5 canales de marketing que ningún hotelero debe desaprovechar

Impactos: 45 Consejos desde el ITH y Cloudbeds El uso adecuado de unas herramientas básicas de…
Read more
Artículos

Falta de personal para trabajar en hoteles. No son “enchílenme otras”

Impactos: 89 PRIMERA DE DOS PARTES. He platicado en estas últimas semanas con colegas hoteleros…
Read more

Intégrate a la comunidad del sector de la Hospitalidad.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.