CONTENIDOS DEL DÍA

 

ArtículosNoticias

Tres reglas lunares para las crisis empresariales

Para muchas personas crisis es sinónimo de falta de claridad, de incertidumbre, de oscuridad, de noche…

Y una de las reacciones más naturales de los seres humanos cuando buscamos orientación en medio de la noche consiste en elevar nuestra mirada al cielo en donde la imagen más grande que encontraremos corresponderá a la Luna y, como ya sabemos, el tamaño de nuestro satélite aparecerá magnificado con respecto a los demás cuerpos celestes debido a su cercanía a la Tierra.

¡Cercanía es una de las claves para liderar en tiempos de crisis!

El líder requiere estar más cerca que nunca de sus colaboradores porque en las épocas difíciles es cuando ellos necesitan sentirse más próximos a su guía, alguien que debe ser capaz de dar luz a su camino, ayudándoles a transitar cuando el panorama se aprecia sombrío.

De acuerdo con la operación que se desarrolle, al tipo de personas que integran el colectivo y a las características propias del líder, esta proximidad debe concretarse en las diversas formas que más convengan, sin embargo, existen tres reglas universales que la propia Luna nos sugiere:

1. Regla de la marea lunar (cercanía con las personas): Mantén una comunicación continua con los miembros de tu colectivo.

El gradiente gravitatorio producto de la relación dinámica entre las masas de la Tierra y de la Luna da como resultado el fenómeno de las mareas, en el que el nivel de las aguas sube y baja dos veces cada 24 horas. La marea alta se presenta en dos sitios de nuestro planeta al mismo tiempo: en los puntos más cercano y más lejano de la Luna, lo que denota su influencia ininterrumpida.

En el caso del ejercicio de liderazgo, no se trata de escribirles correos electrónicos, de dejarles una nota o de coincidir con ellos en el baño o en el comedor. Lo que se busca es que siempre estemos dispuestos a tener contacto formal e informal con todas y cada una de las personas que integran nuestro colectivo: propiciar un encuentro personal deliberado.

Hazles una llamada o video llamada, o mejor aún si es posible, ten una reunión cara a cara y verás que, dedicando tan solo cinco minutos para escucharlos en cada acercamiento, lograrás resultados sorprendentes al cabo de poco tiempo.

2. Regla del ciclo lunar (cercanía de las metas): Fracciona las metas de tu colectivo en partes pequeñas.

Nuestro satélite invierte 28 días en completar su periodo orbital, es decir, en darle una vuelta completa a la Tierra. Mientras que nuestro planeta se tarda 365 días en darle una vuelta completa al Sol. Esto corresponde a una relación de 1 a 13, que podemos aprovechar más allá del entorno sideral.

Como el tiempo parece transcurrir a una velocidad proporcional a la gravedad de la situación a la que nos enfrentamos, en los trances delicados resulta mucho más conveniente trabajar con asignaciones de plazo reducido.

¿Estás pasando por una temporada crítica? Transforma cuanto antes los años calendario en ciclos lunares: te aseguro que el tiempo extra que le dediques a esta actividad se verá recompensado con una extraordinaria ganancia de control y proximidad con tu gente.

3. Regla de las fases lunares (cercanía de los resultados): Consigue resultados contundentes gestionando bien cada fase del proceso.

Esta regla se origina como el corolario más importante de la del ciclo lunar; si aquella nos habló sobre la conveniencia de dividir las metas en plazos más cortos, ésta se refiere a los cuatro momentos dentro de cada uno de esos plazos: luna llena, luna menguante, luna nueva y luna creciente.

Los proyectos suelen comenzar en fase de luna llena, donde todo es luz, entusiasmo e ilusión. Con el paso del tiempo y la aparición de dificultades la fase cambia a luna menguante, en la que disminuye la luz y el entusiasmo: es una etapa de desilusión. En el tercer momento se presenta la fase de luna nueva, y la falta de luz y entusiasmo solo puede ser contrarrestada con dedicación para seguir avanzando. Finalmente se pasa a la fase de luna creciente en la que se ve la luz al final del camino, se recupera el entusiasmo y se evoluciona para encontrar de nuevo la luna llena.

Este recorrido es más sencillo cuando se resuelve en cada una de las metas fraccionadas producto de la regla del ciclo lunar: se alcanzará un nuevo resultado cada luna llena, cuya celebración impulsará hacia el siguiente reto que se afrontará con inmejorable ánimo grupal.

Recuerda que la cercanía es una de las claves que todo líder debe poner en práctica en tiempos de crisis empresarial.

¡Ánimo y ACCIÓN!

Related posts
HoteleríaNoticias

ADH ATELIER de Hoteles posiciona su novedoso concepto de Lujo Descalzo

ADH · ATELIER de Hoteles ofrece a sus huéspedes y visitantes una experiencia vacacional alejada…
Read more
Industria turísticaNoticias

Todo listo para el XXVIII Congreso Nacional de la Industria de Reuniones (CNIR) 2022 en Cancún

El Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), que preside Alejandro Ramírez Tabche…
Read more
Industria turísticaNoticias

Airbnb lanza en CDMX, su campaña “Verano Seguro”

La plataforma digital Airbnb lanzó su campaña Verano Seguro con Airbnb. La compañía presentó…
Read more
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you. [mc4wp_form id="729"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.