CONTENIDOS DEL DÍA

 

ArtículosHoteleríaNoticias

Conciencia-Ética y Moral en torno al hotel sustentable y como logar esa cultura en el hotel; Una reflexión inicial

En el recién llevado a cabo Encuentro de Turismo Social de las Américas, que reunió en Colombia a los miembros de la Organización Internacional de Turismo Social a nivel continental, uno de los paneles de discusión más relevantes giró en torno al tema de la ética y el quehacer de los gestores públicos, privados y sociales del turismo.

La gran pregunta era ¿Cómo asegurar que nuestra práctica cotidiana sea éticamente aceptable? Y la gran respuesta fue que para que ello suceda, es preciso que el actor del turismo, cualquiera que sea, tenga en cuenta que nuestra actuación debe pensarse considerando lo que queremos (el yo), lo que quieren los demás (los otros) y las consecuencias que nuestra actuación tendrá en el entorno, social, ambiental, económico, político, fiscal, legal, etc. (el mundo).

Una actuación ética, desde el sector hotelero, ahí presente a través de COTELCO, tiene que considerar estos tres asuntos de manera ineludible. Para ello es indispensable pensar que las empresas no son el vehículo de cumplimientos de objetivos para los inversionistas únicamente, sino que existen otros grupos de personas que contribuyen al éxito y que llamamos en inglés stakeholders. La traducción en español es poco afortunada y se les suele llamar grupos de interés o integrantes de la empresa e incluye a proveedores, empleados, vecinos y ciudadanos en general.

Lo que, desde un punto de vista ético se sugiere con esto, es que existen otras personas interesadas en que las empresas funcionen y que desean obtener beneficios también de ese proyecto. No ponen el capital, pero ponen el trabajo, los suministros, el conocimiento y el espacio para que la empresa pueda florecer y es preciso considerarlos a ellos en el momento de definir las políticas de comportamiento de la organización, no solamente en cuanto a su giro sino a nivel cívico en general.

Yo, los otros y el mundo son los actores que permiten un funcionamiento sano y un desarrollo de la organización. Es preciso entonces atender a los requerimientos de todos para que la empresa se vuelva un espacio de mejoramiento del tejido social, ambiental, cultural, económico y cívico en vez de convertirse en una mina de extracción de recursos que genera pobreza, deterioro ambiental, corrupción y malestar social a su alrededor.

Además de ello, los hoteles son proyectos líderes en las localidades en que se asientan. Por su magnitud y visibilidad, se vuelven un referente de actuación en todos los campos.  Es así que el hotel de hoy debe cuestionarse cuál es su papel en el desarrollo de la ciudad en que se localiza y cuál es su responsabilidad como líder local para que esa ciudad se convierta en un mejor lugar para vivir. Decir que se contribuye a través de crear empleos no basta para justificar su actuación ¿Qué clase de empleo? ¿A qué costo para los otros actores? ¿Es formal, remunerador y estable?

Como sector, el hotelero es el líder que traza al resto de los actores del turismo la ruta a seguir en buena medida. ¿Debemos seguir haciendo que nuestros destinos crezcan en número de cuartos hasta el infinito? ¿Debemos establecer límites al crecimiento y nuevos estándares de desempeño con nuevos indicadores y niveles de exigencia? ¿Qué estamos dispuestos a dar a las comunidades a cambio del espacio privilegiado con que contamos para hacer negocio a partir del uso de su patrimonio?

Nuestro discurso suele incorporar ya principios éticos de RSE como son respeto a la dignidad de la persona, empleo digno, solidaridad, subsidiariedad, contribución al bien común, corresponsabilidad, confianza, prevención de negocios ilícitos, vinculación con la comunidad, transparencia, honestidad, legalidad, justicia y equidad. Muchos de nosotros hacemos contribuciones de tipo benéfico o filantrópico pero eso no basta en la sociedad actual.

Es común que todavía recurramos a prácticas que no se apegan a esto y que paguemos las consecuencias de ello como, por ejemplo, la alta rotación de personal.  Pagar sueldos por encima del promedio, que no fomenten la cultura de la limosna a través de la propina, pagar a proveedores y empleados en tiempo y forma, tratar al personal como seres humanos, respetar las cargas de trabajo y empoderar al personal para que actúe como equipo comprometido cuando es necesario hacer esfuerzos extra, garantiza una operación fluida, eficiente y menos costosa. Hacer lo contrario, no solamente no es ético, sino que sale siempre más caro.

Desarrollar proyectos que contribuyan al bienestar del sector y de las comunidades en que habitamos como empresarios, es fundamental para estar en sintonía con Los Otros y El Mundo. En Colombia, nuestros colegas contribuyen a la investigación, a los proyectos de compensación ambiental, a prácticas laborales dignas y a fomentar una actitud proactiva en el desarrollo turístico sin esperar que otros lo hagan ¿Qué estamos haciendo en México por contribuir a mejorar nuestro sector y nuestros destinos de manera sistemática y deliberada?

A estas alturas, la pregunta que surge y que debemos hacernos es ¿Estoy yo, como líder de proyecto, alineado a estas formas éticas de actuar o no? Porque muchas veces el problema esta arriba y no abajo…reflexionemos.

Related posts
HoteleríaNoticias

ADH ATELIER de Hoteles posiciona su novedoso concepto de Lujo Descalzo

ADH · ATELIER de Hoteles ofrece a sus huéspedes y visitantes una experiencia vacacional alejada…
Read more
Industria turísticaNoticias

Todo listo para el XXVIII Congreso Nacional de la Industria de Reuniones (CNIR) 2022 en Cancún

El Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), que preside Alejandro Ramírez Tabche…
Read more
Industria turísticaNoticias

Airbnb lanza en CDMX, su campaña “Verano Seguro”

La plataforma digital Airbnb lanzó su campaña Verano Seguro con Airbnb. La compañía presentó…
Read more
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you. [mc4wp_form id="729"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.