CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

Mi imagen profesional… ¿Necesito crear una marca propia?

Por  Alejandro Watson, Director General de Watson & Asociados

“Planeando y administrando un patrón de carrera a futuro”

Cada vez más, estamos enfrentando una competencia feroz como profesionales, en donde siempre nos encontramos que están surgiendo nuevos retos y nuestra creatividad se ve exigida a innovar y mejorar más y más aspectos técnicos, racionales y por supuesto de nuestra imagen personal. Los ciclos de vida profesional se están acortando y para mantenerte requieres tener un modelo claro de cómo te vas a desempeñar y a proyectar tu imagen como persona y profesionalmente.

¿Por qué es importante tener una marca como persona?

Porque crear tu marca personal, es un proceso que te ayuda a desarrollar un patrón de éxito profesional y personal tomando en cuenta que en nuestro mundo es importante proyectar a los demás “como uno desea ser percibido”. En la mente de los demás, estas percepciones se basan en lo que proyectamos y comunicamos de nosotros mismos y de esta manera, la percepción se convierte en el posicionamiento que logramos tener en los demás.

Para esto hay que tener en cuenta cosas tales como que:

  • Si tú no te posicionas y etiquetas como una marca… otros lo harán.
  • El dejar tu percepción en manos de otros es demasiado riesgoso.
  • Debemos tener el control en la determinación de nuestra propia reputación, imagen, y los intangibles.
  • Tu reputación se fundamenta en aquello que se dice de ti a tu espalda.

Trabajar en una marca personal puede hacer por ti muchas cosas, tales como:

  • Ser más competitivo y diferenciarte de otras personas en campos similares.
  • Colocar tu imagen de manera clara en la mente de los demás.
  • Dar enfoque a tu mensaje y misión.
  • Dar credibilidad de tu proyecto personal
  • Desarrollar la lealtad de otros.
  • Hacer emocionales, las conexiones viscerales.

Lograr una diferenciación…Un principio para considerar “crearte una marca”

Son muy pocas las personas que saben como “venderse” y el tener un proceso de creación de marca (branding personal) termina apoyándote a contar con una visión clara de ti mismo y tu proyecto profesional y de esa forma trasmitirlo a los demás, ayudándote a definir ¿Qué puedes y sabes hacer mejor o “diferente” que otros? Y por ende ¿Qué puede aportar? y conlleva beneficios tales como:

Desarrollar un proceso creativo que te permita resurgir/reinventarte
En la planeación de métodos que coadyuven al logro de tus objetivos personales o profesionales
Posicionarte y reposicionarte en el mercado ejecutivo o como profesionista
Superar obstáculos, necesidad, vulnerabilidad, robustecimiento.
Prepararte física, mental y espiritualmente para enfrentar con mayor fuerza tus propios retos
Contemplar fuerzas impulsoras y restrictivas

El concepto de desarrollar tu marca individual y su administración tiene que ver en como necesitamos desarrollar nuestra identidad personal para que comunique y estimule percepciones precisas y significativas sobre aspectos tales como:

  • Quienes somos
  • Cuáles son nuestros valores
  • Que hacemos

Sonríe… ¡Ya estás en escena!

En nuestro ámbito de trabajo y en una industria como la nuestra, lo primero que tenemos que promover y vender es a nosotros mismos. Para esto nos proyectamos ante los demás, lo hacemos a diario, en nuestra labor con compañeros de trabajo, en nuestro círculo social, en la relación con clientes y el mercado; cuando participamos en eventos de promoción o networking, cuando simplemente estamos sentados en nuestro escritorio, en fin a cada instante.  

Por lo que para asegurar un patrón de crecimiento y para mantenernos vigentes o incluso poder crecer y marcar una diferencia en nuestra industria, necesitamos estar conscientes de esto y mostrarnos como individuos con determinadas características que proyecten quiénes realmente somos y lo que representamos. Es decir, implica que hagamos uso de herramientas de mercadotecnia creativas, pero en este caso aplicarlas sobre nosotros mismos para mostrar así una imagen congruente con nuestro proyecto personal y profesional.

En este aspecto, es claro que todo mundo tiene una propia personalidad, pero habría que preguntarnos… ¿la potencializamos al máximo? ó ¿debemos hacer ajustes para proyectar nuestra imagen tal y como nosotros queremos ser identificados y percibidos? Esto simplemente se puede definir como crear una marca propia.

Tú… ¿una marca?

Puede llegar a sonar extraño decirlo, pero siendo claro… ¡no es opcional!… hoy ya tienes una marca personal y para constatarlo, solo tienes que preguntar cómo te describen tus conocidos para descubrir cuál es tu posicionamiento actual ante los demás. Encontrarás gente afín a tus principios y valores y habrá aquellos que simplemente no hagan silogismo con tu visión de las cosas. Al hacer este ejercicio, seguramente encontrarás muchas cosas de ti que te parecen adecuadas con lo que deseas proyectar, pero quizás habrá otras, que requieren un mayor análisis de introspección y que les des un enfoque diferente en base a como deseas ser percibido. Partiendo de este ejercicio, encontrarás cuál es tu posicionamiento real y como difiere del que deseas tener (posicionamiento deseado).  

¿Qué hacer para poder definir las características de tu marca personal?

Aceptando lo anterior y evaluando las posibles áreas de ajuste, puedes empezar a trabajar en comunicar mejor sus atributos y capitalizar la forma de comunicarlos a tu favor. Pero definamos que necesitas para crearte una marca poderosa; si analizamos a todas esas marcas comerciales fuertes y ampliamente conocidas en el mercado, vamos a descubrir que su fuerza no solo radica en la calidad del producto en sí mismo, sino en que mantienen un enfoque claro que combina los atributos que ofrecen con una serie de elementos que los distinguen de los demás y hacen de las mismas, marcas reconocidas y por consecuencia marcas exitosas.

No se trata de competir sino de ser competitivo

Todos somos valorados o percibidos por una serie de elementos distintivos que te separan del resto. si entendemos claramente que, si solo hablamos de las características propias, sus posibles ventajas y los beneficios implícitos, encontraremos competencia en…todo.

Esto te ayudará a elevar tu competitividad profesional, entendiendo la diferencia entre competir y ser competitivo bajo los siguientes parámetros:

Entender cuáles son las características, ventajas y beneficios únicos que se ofrezcan es importante, pero no necesariamente son los que hacen diferencia. Se necesitan valores agregados percibidos, otros diferenciadores, que al tratar con elementos subjetivos conllevan percepciones, emociones y sentimientos. Eso elevará finalmente la competitividad

¿Cómo delimitar tu diferenciación?

Algunos elementos clave a cuidar en una marca personal, serían:

Su originalidadEn este sentido, debemos definir claramente quienes somos, nuestras raíces, características propias y únicas que nos diferencien de otros en mi contexto profesional.
Asegurar que  ofrezca valorEsto está dictado por los valores éticos y profesionales que te caracterizan y que integran tu oferta de valor. También juegan un lugar predominante elementos como tu capacidad profesional, creatividad, dedicación y demás elementos que te dan valor ante los demás.
Evitar ser una copiaEn general, la gente sigue la imagen de líderes y se busca ligar con ellos, por lo que una cosa es adaptar teorías de los grandes pensadores y actores y otra muy distinta está en tratar de imitarlos. No hay lugar para copias y debes mostrarte como algo único. 
Que permita mostrarte de forma diferente y diferenciadaEn este contexto, existen muchas y diversas características tanto tangibles como intangibles que nos hacen como individuos irrepetibles, estas son las mejores herramientas que tenemos para hacer una marca que la gente note por sus cualidades, atributos y elementos únicos. El punto central será en demarcar las más acertadas a lo que pretendemos proyectar.
Que muestre la personalidad de tu marcaNuestra personalidad define quiénes somos, cómo debemos comportarnos y comunicarnos, hace comunes nuestras aspiraciones y une nuestros objetivos. También, define el carácter de nuestra marca, nos ayuda a establecer el tono de nuestras comunicaciones, y a ser congruentes con mensaje claros y que los demás reconozcan y recuerden.

Algunas características de un “entrepenuer”

Entre las principales características y requisitos para aquellas personas que desean comenzar un proyecto profesional propio exitoso podríamos citar:

DecididoProactivoOrientado a resultados
ResponsableCon conocimiento de causaCapaz de dirigir esfuerzos
Habilidades de liderazgoApasionadoEnfocado
Con carácterOrganizadoAmbicioso

El proceso de generar tu marca:

En conclusión podemos asumir que a pesar que las cosas no se están volviendo más fáciles, que hay una nueva ola de conocimientos y expertise que provoca que en donde en cualquier actividad o campo en el que te desempeñas cada vez hay una mayor competencia, no es tan difícil enfrentar los nuevos retos cuando tomas acciones y actitudes correctas a tiempo.

Related posts
Artículos

¿Cómo enfrentar a un jefe manipulador?
Tolerar no es opción.

TERCERA DE TRES. Si usted, amable lector no tuvo la oportunidad de leer las dos entregas previas…
Read more
Artículos

Creación de ambientes a través de la iluminación

Las luminarias no sólo son decorativas, por medio de ellas se puede regular la intensidad de luz en…
Read more
Artículos

Por una hotelería responsable

Por Claudia Ramírez Blas Las condiciones ambientales y socioeconómicas actuales, están…
Read more
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you. [mc4wp_form id="729"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.