CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

Lo bueno, lo malo y lo feo de los Influencers

Impactos: 0

El uso de influenciadores o “influencers”; ha sido un recurso común en la mercadotecnia hotelera, en el pasado los conocíamos como “anuncios testimoniales”; cuando éstos eran ofrecidos por algún famoso. Los usábamos cuando le pagábamos a la estación de radio, tv o prensa para que algún líder de opinión dijera de manera informal y coloquial lo increíble de nuestras instalaciones, aunque nunca se hubiera hospedado en ellas.

Independientemente del alto costo de la mención, la pregunta siempre fue: – “¿Cuál fue el Retorno Sobre la Inversión?”;- Pregunta imposible de responder con exactitud; sin embargo, todos quedaban satisfechos cuando el dueño del hotel recibía de su compadre la felicitación porque: –”Compa, escuché en la tele que a Paty Chapoy le encanta tu hotel”;-.

Con la revolución digital, los “Influencers”; han tomado ventaja del internet para crear sus propias comunidades en el ciberespacio creando en blogs o video-blogs con temas interesantes (“apasionantes”;) para su comunidad, a quienes influyen en su forma de pensar, creer o decidir. A los miembros de estas comunidades se les llaman seguidores o “followers”;. Entre “influencer”; y “follower”; hay una conexión de simpatía, admiración, o identificación, lo que el “influencer”; utiliza con fines económicos (publicidad) o ideológicos (propaganda), reemplazando así a los medios masivos tradicionales.

Lo bueno:

    El alcance en número de personas es menor que utilizando medios masivos tradicionales, pero la cualidad de los receptores se puede evaluar con más exactitud para determinar si son clientes potenciales o no.
    Es habitual que el “influencer”; acepte intercambio por hacer la mención. Y en cualquier caso es más barato que el uso de medios masivos tradicionales.
    La mención puede llevar a un “call to action”; para medir cierta recuperación.

Lo malo:

    Al igual que en medios masivos, si no se refuerza con campañas o medios complementarios, la mención es efímera y pronto queda en el olvido. Las comunidades suelen ser tan micro segmentadas y dispersas que las campañas complementarias resultan ineficaces.
    Sabemos con certeza el número de “followers”; pero no cuántos de ellos nos comprarán por la recomendación del “influencer”;.
    Cada “influencer”; cobra según su criterio, y el atractivo que presume para cobrar más, es el número de “followers”; que tiene.

Lo feo:

    Hay “influencers”; que son chantajistas profesionales y si no aceptas sus términos te pueden hacer pedazos en su comunidad.
    El acceso a la tecnología provoca que haya cada vez más personas que quieren convertirse en “influencers”; con la mente puesta en hacer un gran negocio.

Hace un tiempo, por ejemplo, la bloguera (usa video-blog) Elle Darby pidió al hotel White Moose de Dublín hospedaje gratis a cambio de subir una publicación en sus redes sociales. El dueño del hotel respondió textualmente:

“… Si te dejo dormir aquí a cambio de salir en un video, ¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? … ¿Quién va a pagar la luz y el calor que utilizaste durante tu estancia? ¿Debería decirle a mi personal que se conformen con aparecer en un video en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás en la residencia? Te deseo lo mejor. PD. La respuesta es no”;.

La carta se hizo pública y se creó gran polémica. El resultado negativo lo expresa el propietario del hotel de la siguiente manera:

“Nunca pensé que nos inundarían con reseñas negativas por la sencilla razón de que se pidió a alguien que pagara por los bienes y servicios recibidos. Quieren todo a cambio de nada. Así que, si alguno de ustedes intenta entrar a nuestras instalaciones, será echado. Quizá si se buscaran trabajos de verdad serían capaces de pagar por bienes y servicios como todo mundo.”;

Mientras la polémica continúa, me permito dejar algunos consejos a considerar antes de contratar a un “influencer”;:

    Saber el número de seguidores, su perfil y su dispersión geográfica.
    Analizar el “tono”; de su comunicación y si éste es compatible con tu imagen.
    Analizar si verdaderamente es un experto especialista en el área que se quiere difundir.
    Aclarar con anticipación expectativas de ambas partes (“influencer”; y hotel).
    Preparar el escenario para que la mención sea positiva y muestre lo que necesitamos vender.
    El director de ventas debe estar y verificar que las menciones se hagan sin errores, pero también debe supervisar el jefe de área qué es lo que se está promoviendo y mantener control de la información que se publicará.
    El ejecutivo del hotel o restaurante debe estar presente y tener un plan.
    Idear un plan para obtener ventas directas al momento en que la mención esté a disposición de su comunidad.
    Estar disponible para responder cualquier pregunta que surja posteriormente por parte de sus seguidores.
    Hacer seguimiento y convertir a tu empresa en “seguidor”;.
    Hay herramientas pagadas y de acceso libre por internet que hacen más efectiva la selección de “influencers”;, úsalas.

Usar “influencers”; para nuestros hoteles o restaurantes tiene sus pros y sus contras, no deja de ser una realidad y una herramienta más para vender; pero debemos tener en cuenta que si no lo hacemos correctamente nos exponemos a situaciones incómodas y contraproducentes, evitémoslas.
Fuente: Alta Hotelería Felipe Ríos

Related posts
Artículos

¿Cómo enfrentar a un jefe manipulador?
Tolerar no es opción.

Impactos: 58 TERCERA DE TRES. Si usted, amable lector no tuvo la oportunidad de leer las dos…
Read more
Artículos

Creación de ambientes a través de la iluminación

Impactos: 26 Las luminarias no sólo son decorativas, por medio de ellas se puede regular la…
Read more
Artículos

Por una hotelería responsable

Impactos: 54 Por Claudia Ramírez Blas Las condiciones ambientales y socioeconómicas actuales…
Read more

Intégrate a la comunidad del sector de la Hospitalidad.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.