CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

Más suaves, más resistentes, más memorables. las toallas en hotelería

Impactos: 0

Por Ángela Segura

Por alguna razón, los textiles de baño usados en hotelería generan en los huéspedes fuertes sensaciones de confort, calidez e higiene que se guardan en la memoria y que no siempre se expresan de manera consciente, pero que están presentes en la percepción del servicio de cada hotel en particular.

De ahí la importancia en la diferencia sustancial que tienen las toallas hoteleras en comparación con las de casa en cuanto al tacto, la suavidad, la vista, así como en su capacidad de absorción y en la resistencia al lavado más frecuente.

La gerencia de ama de llaves, la gerencia de división hospedaje, el gerente de compras y/o el gerente general (según cada hotel) deben tomar las decisiones para elegir materiales de alta calidad, así como conocer tanto los costos de adquisición como los sistemas de administración, control de inventarios y mantenimiento. Es su función tener presentes las tendencias, establecerse a la vanguardia y seleccionar entre las diferentes opciones del mercado a los proveedores especializados que aporten el mayor valor costo-beneficio

Fabricación

Zermatex una empresa 100% mexicana con más de 40 años de experiencia en el ramo textil y socialmente responsable con el medio ambiente, usa un algodón meticulosamente seleccionado a través de parámetros de calidad ya establecidos, es decir, negocia con el agricultor previamente la longitud de fibra de algodón, color, y otros factores que garantizan el óptimo rendimiento en cuanto a proceso de hilado y posteriormente, tejido.

Obteniendo el hilo ideal, se pasa al área de tejido usando maquinaria de última tecnología para tejer toallas con los colores, cenefas y jacquares que cumplan las más altas exigencias del mercado nacional e internacional y ofrecer un producto con el acabado ideal de tacto y durabilidad.

Básicos en la habitación

Cada habitación de hoteles, posadas y hostales debe contar como mínimo un juego de toallas compuesto por: una para el cuerpo por persona y para las manos en el cuarto de baño. De acuerdo con la categoría del lugar será la cantidad de toallas que encontraremos.

Los tamaños generalmente usados en la hotelería son: toalla facial 33×33 cm, toalla de manos 40×70 cm. toalla de manos 60×120 cm, toalla de medio baño 70×140 cm, toalla de baño 80×150 cm y toalla de alberca 90×190 cm.

Empresas hoteleras con sedes y franquicias en locaciones con playa, recomiendan a los huéspedes que tengan en cuenta la diferencia entre las toallas de habitación y las toallas de playa y piscina. Algunos establecimientos proveen toallas para playa cuando los huéspedes lo solicitan y pueden devolverlas al volver a su habitación, esto favorece la limpieza en los cuartos e impide que la arena u otros residuos queden en los pasillos o los rincones de las recámaras.

En algunos hoteles encontramos toallas para secar los pies y unas exclusivas para el secado del cabello. Los primeros pueden ser sustituidos por alfombras de baño, que impiden caídas al salir de la ducha.

DUES un proveedor de excelencia del sector hotelero con más de dos décadas de experiencial explica a Alta Hotelería que también puede haber una bata de baño por persona. Pueden estar en el cuarto de baño colgadas en un gancho sobre la pared o sobre la puerta, dobladas y colocadas en una repisa o en algún lugar cerca de la bañera o de la ducha las toallas de hotel se caracterizan por ser blancas y 100% algodón. Hay algunas excepciones en las que la pieza puede estar fabricada con fibras sintéticas, como el poliéster

Otro elemento importante como textil es la cortina de baño. Su principal función es la de repeler el agua, pero también aporta diseño a este espacio. Se puede colocar solo una cortina repelente confeccionada con popelina nylon anti-hongos o también puede llevar una cortina decorativa como vista principal confeccionada con ojillos de 1/4 de pulgada.

Origami y rollos

La forma de doblar y colocar las toallas depende del criterio de cada hotel excepto en los que pertenezcan a una cadena o franquicia. En este caso el estándar lo marcará la cadena para que el modo de presentación sea el mismo en todos los hoteles del grupo.

Algunas presentaciones pueden ser en forma de origami, muy típico en grandes resorts situados en zonas turísticas de playa. El objetivo es sorprender a los clientes, por eso suelen colocarse en lugares donde salten fácilmente a la vista, como puede ser encima de la cama o en la encimera del lavabo.

También es favorable muchas veces acomodar las toallas en forma de rollo, es práctico, elegante y no lleva mucha elaboración. Una opción es cubrir este rollo con un lazo para que no se deshaga.

Proceso de lavado

Algunos hoteles tienen sus propios espacios destinados a la limpieza del ropaje, mientras que otros pagan por este servicio a empresas dedicadas a la lavandería industrial. Sea que el hotel tenga su propia lavandería o contrate los servicios de renting o lavandería externa, estos locales deben estar equipados. Las lavadoras, prensadoras mecánicas, máquinas de secado, introductor, rodillos de calor y mesas plegadoras son parte del circuito que hace posible. la higiene de las toallas de hostelería.

Jesús López Andrade, Gerente General del Hotel Sevilla Palace, nos explica que es recomendable al momento de seleccionar una compañía para el lava do de blancos, sea una compañía bien estructurada y con experiencia que cuente con los debidos procesos de lavado y secado, que además ofrezca garantías en caso de algún mal procedimiento o que calidad de sus productos que lleguen a dañar las prendas.

“Cuando hablamos del mantenimiento de blancos tenemos que entender que el objetivo principal de la lavandería es mantenerlos en perfectas condiciones y para alcanzar este objetivo se tienen que considerar cinco factores de limpieza: 1. Procesos; 2. Tiempo; 3. Temperatura: 4. Acción Mecánica; 5. Acción Química

Almacenamiento en roperías

El área de lencería en un hotel es el lugar donde se coloca y organiza la ropa limpia. Está dividida en cinco departamentos: uniformes, mantelería, toallas para cocinas, filipinas, delantales (cocina y restaurante); así como en ropa de baño y cama.

Los estantes deben ser lo suficientemente amplios para acomodar clasificadamente las toallas de baño que ya hemos mencionado. En cada división del estante se guarda un tipo de toalla, la cual está identificada. En el caso de las batas de baño se cuelgan en un perchero según su talla. El orden en el almacenamiento facilita el control y manejo.

Tendencias: 3 puntos importantes

a) Las tendencias no sólo se enfocan en las texturas, colores y materiales de moda. Tienen relevancia, porque los textiles reflejan una variedad de sensaciones, personalidades, emociones y sentimientos.

b) Además de cuidar la buena apariencia de las toallas, es importante proteger a los clientes con las debidas prácticas de higiene, ya que los blancos son científicamente comprobado caldos de cultivo de gérmenes y agentes patógenos.

c) El cuidado del medio ambiente. concientizando a los huéspedes sobre el necesario ahorro de energía y recursos: agua, electricidad y gas.

Alta Hotelería agradece la colaboración de:

Jesús López Andrade

DUES, Philippe Hendrickxs    www.dues.com.mx

Zermatex, Flor Azpiri           www.zermatex.com.mx

Related posts
Artículos

¿Cómo enfrentar a un jefe manipulador?
Tolerar no es opción.

Impactos: 47 TERCERA DE TRES. Si usted, amable lector no tuvo la oportunidad de leer las dos…
Read more
Artículos

Creación de ambientes a través de la iluminación

Impactos: 20 Las luminarias no sólo son decorativas, por medio de ellas se puede regular la…
Read more
Artículos

Por una hotelería responsable

Impactos: 50 Por Claudia Ramírez Blas Las condiciones ambientales y socioeconómicas actuales…
Read more

Intégrate a la comunidad del sector de la Hospitalidad.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.