CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

Espacios llenos de vida y personalidad: La nueva iluminación de fachadas, jardines y exteriores

Por Ángela Segura

“La iluminación de exteriores nos presenta el reto de dar vida a los jardines, fachadas y áreas públicas después de que el sol se ha ocultado. Se trata de resaltar y dar personalidad propia a estas áreas. Un diseño de iluminación adecuado hace resaltar los detalles que no son percibidos bajo la luz diurna y nos proporciona una perspectiva distinta del entorno cotidiano”.

Expertos en materia de iluminación, específicamente de espacios abiertos, coinciden en señalar el objetivo de aportar, con la disposición de ciertas luminarias, a crear iconos arquitectónicos. Juan Antonio Aguilar, Gerente de Proyectos y Oscar Padilla García, Especificador de Proyectos de Lumiance, en entrevista exclusiva con Alta Hotelería, detallan la manera en que se llevan a cabo estos propósitos.

Para planificar la iluminación de exteriores se toman en cuenta primordialmente dos aspectos:

1. ¿Qué vamos a iluminar? Los campos de aplicación: alumbrado vial, áreas residenciales y peatonales, iluminación de fachadas y monumentos, iluminación de jardines y áreas públicas.

2. ¿Cómo lo vamos a Iluminar? Diseño, selección de equipos y materiales, así como tomar en cuenta si las fachadas o monumentos están bajo la protección o restricción de alguna institución como el INAH o la UNESCO.

3. La inversión o el presupuesto. Aspectos en relación con calidad-precio y costo-beneficio.

Padilla García explica que para el desarrollo de un nuevo proyecto deben considerarse cuatro temas:

  1. La responsabilidad con el medio ambiente en cuanto a consumo energético y la contaminación lumínica. “Tomamos en cuenta hasta que por ejemplo, las aves se guían por la luz y todo tiene un impacto”.
  2. El confort y la seguridad en alta instalación de iluminación: “Brillo, color de las fuentes de luz -tonalidad cálida- deslumbramiento e impacto visual. El espectador debe percibir comodidad en equilibrio con tener el campo visual, sin lastimar la vista.
  3. El conocimiento y buena selección de tecnologías: (a) la elección del tipo de fuente de iluminación, (b) la elección del tipo de luminaria y (c) la gestión del funcionamiento, con los sistemas de control automatizados o por horario.
  4. Niveles de iluminación apropiados

Sistemas de control y normatividad

En cuanto a los sistemas de control, Juan Antonio Aguilar especifica que, dado que no se consume energía durante el día para las diferentes horas de noche se apoyan en el empleo de sensores de luz o fotoceldas. Además, se puede tener la factibilidad de manejar la reducción de potencias.

“En las vías públicas cuando inicia el funcionamiento de los sistemas se hace al 100 por ciento de la los potencia y cuando va pasando el tiempo, alrededor de las 11 de la noche, se baja el nivel porque ya la circulación disminuye. En los sistemas de iluminación de fachadas de o de monumentos se inicial con muy poco y después se va haciendo mayor el consumo de energía para brindar mejor calidad de iluminación y destacar los detalles”.

Añadió que también debe aplicarse la normatividad, un aspecto que no debe descuidarse ni por diseñadores ni por los clientes. “Es recomendable consultar la NOM-013-ENER-2004, que considera el ahorro de energía y la eficiencia energética para sistemas de alumbrado en vialidades y exteriores públicas. Esta norma dicta la parte de niveles de iluminación y de densidad de potencia por unidad de área. Con los LED tenemos la factibilidad de colocar una buena iluminación sin sacrificar el ahorro energético”.

Hay otras normas, como la edición CIE 115-2010 de la Comisión Internacional de Iluminación en referencia a los niveles mínimos de iluminación en parques, jardines y zonas peatonales, agregó.

Oscar Padilla explicó que, en concordancia con el tipo de proyecto, se va a requerir de la colaboración de equipos de trabajo de varias disciplinas: Arquitectos (enfocados a la creatividad del diseño), Ingenieros (que se aseguran de que sea una instalación eléctrica para exteriores, que cumpla con las normas y características especificas), Urbanistas (que opinan el impacto en el paisaje y el entorno), Diseñadores (desarrollo del proyecto), Historiadores (si se trata de monumentos para que no se vea afectado su contexto) y, a veces, hasta especialistas en arte y conservación.

En la actualidad, con desarrollo de la tecnología LED y dependiendo de la aplicación para los exteriores es común emplear: Proyectores RGB, empotrados en piso, puntas de poste, apliques en muro, bolardos, tipo estaca, todos estos equipos deben contar con el índice de Protección mínimo (IP, contra polvo y agua) IP65 para equipos de uso en exterior, IP67 para equipos que puedan ser sal picados ocasionalmente y el índice de protección IP68 para luminarios que vayan a ser sumergidos (por ejemplo en piscinas).

Tendencias

Los expertos detallaron que se siguen ciertos están dares en las diferentes áreas de exterior.

Para jardines, la iluminación deberá ser sutil e indirecta. Es el mismo concepto que una sala de estar, pero en el exterior. La tendencia actual es “ver el efecto de la luz pero sin notar la fuente.

En áreas públicas, el ahorro de energía es la principal preocupación por lo que se están empleando luminarios LED con paneles fotovoltaicos para dar una imagen de sustentabilidad y conciencia ecológica.

Los estacionamientos, al igual que el caso de las áreas públicas se emplean equipos con sistemas fotovoltaicos cuando es posible o luminarios a tensión de red que combinen con el entorno.

Y en cuanto a fachadas, el empleo de equipos con tecnología LED RGB y control DMX le ha dado una nueva perspectiva a este tipo de aplicación, siempre y cuando no se caiga en la saturación y el abuso de color, se puede brindar una serie de escenas y cambios de tonalidades que dan vida y dinamismo a las fachadas y monumentos.

Costos y cuidado durabilidad y calidad

Para procurar un mínimo de calidad en la instalación, el gerente de proyectos especifica que un gran diseño de iluminación no puede llevar equipos económicos o genéricos. “pues resulta en resultados contraproducente”. Se debe realizar un análisis minucioso de costo-beneficio para obtener los mejores resultados con equipos que cuenten con la suficiente calidad para lograr el efecto que el despacho de arquitectura y el lighting designer nos quieren transmitir. En el caso de la durabilidad de los equipos normalmente va asociada con el precio de los mismos, por lo que se tiene que elegir bien para no caer en el clásico dicho de “lo barato sale caro”.

Con la finalidad de lograr que el espectador perciba la idea de lo que se diseñó conviene no “escatimar” en el equipo “Es importante que los equipos cuenten con una calidad suficiente, sobre todo en las garantías y la durabilidad (horas de vida) estipuladas por los fabricantes, ahí es donde normalmente se determina calidad de los equipos. Eso nos va a permitir ‘sacarle jugo al proyecto.

Mantenimiento

Dichos especialistas recomiendan los principales cuidados de mantenimiento que se deben considerar para un correcto funcionamiento.

 “La limpieza de los equipos es primordial, al encontrarse el exterior las hojas, los desechos de las aves y el polvo pueden ocasionar que los equipos bajen su rendimiento. En el caso de los equipos LED la durabilidad y el desempeño están asegurados siempre y cuando se elige una marca que lo garantice. Hay que poner mucho cuidado en la sustitución de equipos cuando se requiera, porque se debe hacer por un equipo igual o similar al especificado en el proyecto para que el diseño no se vea afectado.

Padilla García agrega que, parte de la política de calidad como fabricantes, en Lumiance se contempla la capacitación de instaladores y personal de mantenimiento de los usuarios finales para asegurar el optimo funcionamiento de los equipos y reducir los reclamos por este concepto. “Nuestro servicio post-venta garantiza que las refacciones y luminarios estén al alcance del usuario en toda la república aun cuando el periodo de garantía haya expirado.

Iluminación con intención

“El proyecto de iluminación deberá será capaz de brindar a los espacios de luz suficiente para lograr la percepción del espacio, que facilite el desarrollo de las tareas y de la comunicación, de iluminación adecuada para centrar la atención en zonas u objetos que se quieran destacar; y de luz para dotar a los espacios de un contexto armonioso, en su función puramente decorativa sin olvidar el ahorro energético”, concluyó Juan Antonio Aguilar.

Related posts
Artículos

¿Cómo enfrentar a un jefe manipulador?
Tolerar no es opción.

TERCERA DE TRES. Si usted, amable lector no tuvo la oportunidad de leer las dos entregas previas…
Read more
Artículos

Creación de ambientes a través de la iluminación

Las luminarias no sólo son decorativas, por medio de ellas se puede regular la intensidad de luz en…
Read more
Artículos

Por una hotelería responsable

Por Claudia Ramírez Blas Las condiciones ambientales y socioeconómicas actuales, están…
Read more
Newsletter
Become a Trendsetter
Sign up for Davenport’s Daily Digest and get the best of Davenport, tailored for you. [mc4wp_form id="729"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.