CONTENIDOS DEL DÍA

 

Artículos

La nueva iluminación en Salones de Eventos

Impactos: 1

Para que un Salón de Eventos tenga el éxito esperado y que la inversión planeada tenga los resultados fijados, es necesario que el elemento de la iluminación esté presente como uno de los elementos prioritarios del proyecto.

El diseño de la iluminación profesional en zonas interiores puede cambiar totalmente la ambientación del lugar, por lo que debe considerarse como un importante aspecto para alcanzar los objetivos planteados.

De la mano de los expertos y partiendo de la arquitectura del lugar, de las necesidades del cliente y de las características especiales de cada evento es necesario elegir el tipo de luminaria y la instalación adecuada para los distintos salones, ya sea de usos múltiples o generales, de reuniones sociales y juntas de trabajo.

La luz, el color y la temperatura son interesantes condiciones en las que influye un adecuado diseño de la iluminación y no deben menospreciarse para el exitoso desarrollo de cualquier reunión, ya sea social o laboral, pues es un hecho que estas condiciones afectan a las personas de diferente manera, además de que inciden directamente en el humor, en el disfrute o en la productividad, eficiencia y concentración.

Los estándares del diseñador son muy importantes para hacer realidad la idea original, entre ellos se encuentran parámetros como:

• Temperatura de color

• Intensidad de luz

• Potencia eléctrica

• Forma de la lámpara

Se deben considerar, sin duda, los requerimientos de la normatividad vigente, tanto federal como local, en materia de iluminación por áreas, así como las normas técnicas al acondicionar el espacio. Algunos de los estándares marcan utilizar:

• Lámparas fluorescentes compactas de cuando menos 9 Watts hasta 13 Watts

• Lámparas LED de cuando menos 3 watts

• Lámparas fluorescentes compactas de cuando menos 715 lúmenes hasta 975 lúmenes

• Lámparas de luz cálida de 2,700° K (temperatura de color)

En opinión de Héctor Mata, Director de Proyectos de Lumiance, debe formarse un equipo entre el cliente, los arquitectos (de ser el caso) y el diseñador de iluminación para tomar la mejor decisión para el inmueble, tomando en cuenta como primer paso definir el uso del salón, los acabados, la arquitectura del lugar, los colores, las texturas y la aplicación que tendrán los luminarios.

El especialista señaló que un Salón de Eventos tiene que ser muy flexible para poder hacer cambios de ambientes y combinar los elementos: “puede tener una iluminación general, una iluminación confortable y atenuable (dimmeable) para un evento relajante, como una cena”;.

Por su parte, el Ing. Juan de la Cruz López, Director de Ingeniería y experto en mantenimiento de instalaciones hoteleras, coincidió a este respecto:

“actualmente es necesaria la automatización en el control de la iluminación, tanto para la aplicación de distintos escenarios como para el ahorro de energía, y esta combinación debe estar equilibrada con los diseños y estándares”;.

Héctor Mata explicó que este punto es conocido como versatilidad de la iluminación y se logra conjuntando tres formas de generar ambientes: con iluminación indirecta o general, iluminación directa y la de acentuación.

Con nichos o castillos luminosos se crea un ambiente confortable de iluminación indirecta en todo el espacio en general. La directa se enfoca en un área que se quiera resaltar, como la pista de baile o una tarima. “Y la otra parte sería iluminación de acento para enfocar la atención en algunos puntos específicos del lugar, manteniendo en penumbra total la mayor parte del espacio y únicamente tener encendidos algunos luminarios en las esquinas y al centro, pudiendo enfatizar algunos sitios”;.

Además con el elemento “atenuable”; (dimmeable) se gradúa la intensidad luminosa de una lámpara de más a menos o de menos a más, de acuerdo con el ambiente que se quiera crear, por ejemplo en una sala de cine.

Comentó que para salones de usos múltiples es muy conveniente el uso de un dimmer, que suaviza la cantidad de luz de una lámpara, porque se podría hacer una proyección, no en total oscuridad por si se tiene que circular en los pasillos, pero sí que permita poner atención en una pantalla, por ejemplo.

“Se considera que un ambiente confortable cuenta con una luz atenuada al 50%, una iluminación de trabajo tenga una atenuación del 0% y una iluminación para proyección de conferencia o presentación de producto, entre 10 y 20%”;, profundizó.

El experto diferenció entre iluminación cálida para una arquitectura tradicional tipo “Hacienda”; que combina arcos, vigas, madera y ladrillos contra una de colores fríos en un inmueble de decoración “contemporánea”; sin tantos elementos.

Para un proyecto como el del primer caso debe elegirse una tonalidad cálida de las lámparas que resalte la madera y los ladrillos, por lo que se buscan luminarios que no rompan con la decoración como candiles proyectores, iluminación de acento e indirecta, usando diferentes tecnologías, que pueden ser desde los halógenos (que ya empiezan a desaparecer) hasta los LED.

En un inmueble contemporáneo lo que va a predominar son los colores fríos: negros, blancos, algunos azules, “ahí se puede jugar con tonalidades blancas; no hay vigas, ni ladrillos, ni alfombras, y esto nos va a permitir colocar los luminarios en una forma rasante que se puedan disimular en el plafón o en el techo y que entre menos se vea la luz, más limpio es el lugar”;, puntualizó.

El paso siguiente es contar con la disposición de poder modificar la instalación actual si se trata de un inmueble con alguna antigüedad o si se trata de una nueva instalación, hacer equipo con los arquitectos y asegurarse de que en la parte eléctrica los tableros de control tengan la capacidad adecuada.

“Actualmente con las nuevas tecnologías, que en este caso se usan los LED, nos ayuda muchísimo a bajar consumos y a no sobrecargar los tableros, obteniendo ahorros de energía bastante interesantes”;, mencionó. “Esa es la revolución a la que los empresarios de este tipo de negocio tienen que irse adaptando para que no se vayan quedando”;.

Recomendó que se debe cuidar la calidad de los productos y marcas, sobre todo, las garantías que están ofreciendo los fabricantes. “Todas las fuentes de luz emiten el 100% desde nuevas. Pasando un tiempo disminuye la cantidad de luz que van emitiendo, una fuente de luz de mejor calidad va a durar más tiempo con la misma calidad de luz que va aportando, pero si le metemos una fuente de luz de dudosa procedencia, de calidad baja, se da uno cuenta, que a los 6 meses no ilumina igual. Un fabricante serio ofrece cuidar la calidad y la depreciación de sus fuentes de luz, así como la consistencia en los colores. No por ahorrar unos centavitos y no invertir lo adecuado deben descuidar su propia imagen”;. Juan de la Cruz recalcó que “cualquier fabricante, por normatividad, garantiza su producto con un mínimo de horas de operación (por ejemplo, 10 mil horas) y lo especifica en sus etiquetas”;. Además, “si los clientes se apoyan con el sello FIDE (distintivo que se otorga a productos que inciden directa o indirectamente en el ahorro de energía eléctrica) de esa manera garantizan el cumplimiento de las normas de eficiencia energética, calidad y precio”;.

Héctor Mata agregó que el cuidado básico de mantenimiento es la limpieza del lente de los luminarios de usos generales en un periodo de seis meses en lugares alfombrados y de 12 a 18 meses donde no hay alfombras.

Además, consideró que la capacitación del personal encargado en el uso y mantenimiento de la iluminación debe ser constante para que se mantengan actualizados en las nuevas tendencias, para lo cual Lumiance ofrece cursos enfocados al usuario.

De la Cruz López recordó que un punto importante a considerar dentro del diseño de la iluminación en un Salón de Eventos es la seguridad. “Si bien la normatividad nos marca que un salón de eventos debe tener cuando menos un 60% de la iluminación conectada a un sistema de respaldo, como una planta de emergencia o un banco de baterías, es mejor la aplicación de poder conectar al 100% el alumbrado. De no ser así, dentro del diseño se debe dar prioridad a rutas de emergencia iluminadas hacia las puertas principales o salidas de emergencia”;, finalizó.
Alta Hotelería Ángela Segura

Related posts
Artículos

¿Cómo enfrentar a un jefe manipulador?
Tolerar no es opción.

Impactos: 47 TERCERA DE TRES. Si usted, amable lector no tuvo la oportunidad de leer las dos…
Read more
Artículos

Creación de ambientes a través de la iluminación

Impactos: 20 Las luminarias no sólo son decorativas, por medio de ellas se puede regular la…
Read more
Artículos

Por una hotelería responsable

Impactos: 50 Por Claudia Ramírez Blas Las condiciones ambientales y socioeconómicas actuales…
Read more

Intégrate a la comunidad del sector de la Hospitalidad.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.